Comienzan las comidas fuera de casa, eventos, vacaciones… y por consiguiente la dificultad para cepillarse los dientes, el incremento del consumo de determinados alimentos y bebidas con alto contenido en azúcar o la relajación de la dieta son características propias del verano que pueden dañar nuestra salud oral… ¿os suena todo esto verdad?

El pasado fin de semana sin ir mas lejos, hemos llevado a los niños a Disney, que preciosidad, he de confesar que la que mejor se lo ha pasado he sido yo, jajajaaja, hasta la niña le decía a su papá: papá, papá, quien se lo pasa mejor de todos?????????? y miraba para mi como de reojo(me está dando la risa tonta solo de recordarlo).

Y sí ,lo digo, me moría por ir a Disney y depaso, una vez más, pasear por las calles de Parissssssssssss.

Todo esto os lo cuento  porque allí,  nuestra alimentación, se ha basado en hamburguesas, pizzas, patatas fritas congeladas, gofres, creps, cocacola…lo peor de lo peor,  confesaré, que me encanta de vez en cuando disfrutar de todo esto como una enana, claro está, que esto debe ser muy de vez en cuando.

Pero ojo!!!  nunca os olvidéis de vuestro cepillo de dientes de viaje, fundamental no descuidar la higiene en vacaciones porque sino al final del verano habrá sorpresas. Al igual que en vuestras mochilas metéis las gafas de sol y la botella de agua, no cuesta nada meter también vuestro cepillo de dientes de viaje, forma parte de nuestra higiene personal al igual que darnos la ducha diaria.

Y por supuesto no pasarse todas las vacaciones con unos hábitos tan poco o nada saludables como los que he tenido yo esos tres días….mmmmmmmmmmm, sino que tenemos que procurar moderar las bebidas y alimentos azucarados, morder hielo porque nos puede provocar problemas de hipersensibilidad, procurar que los zumos sean naturales y sobre  todo hidratarnos muy bien, porque la saliva es un protector de nuestros dientes y también actúa como potente desinfectante. La falta de saliva hace aumentar la creación de placa bacteriana, lo que puede provocar el desarrollo de infecciones en nuestras encías.

Lo recomendable es aprovechar las vacaciones para realizar una puesta a punto bucal . Por lo que, visita al dentista para que compruebe que todo está bien y que el verano no agrave ningún problema existente. Si cumples estos mini consejos, puedes disfrutar tranquilo/a de tus vacaciones y disfrutar del ansiado verano.

Os comparto una foto muy personal ,quizás hasta se puede decir que no es bonita, pero me gusta por su espontaneidad y por lo que reflejamos en ella, espero que os transmita tan buena vibra como a mí.

Espero que os haya gustado y por cierto, ya tenemos nuevo canal de you tube(Herrera y Cores clínica dental)

By Ana Cores

 

 

 

Escrito por:anacoresblog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s